Socorro Díaz abre El huevo de la serpiente

Seis ensayos que tratan sobre la estructura del gobierno y la forma en que se dirige el país son escritos por la periodista y política Socorro Díaz, los cuales conforman el libro El huevo de la serpiente.

“El libro es producto del azar y la necesidad. Me invitaron a dar conferencias ante grupos universitarios, me pidieron que desarrollara diversos temas, pero me di cuenta de que había algunos que causaban gran interés entre los asistentes y pensé que quizá valdría la pena presentarlos como un libro”, dijo la autora a La Razón.

Los temas que Díaz desarrolló son: seguridad, crisis económica, poder político, educación, empleo y la defensa del Estado laico y los presentó a través de tres perspectivas: periodismo, política parlamentaria y administración pública. En “Temas ocultos de la crisis en México”, título de un apartado de su libro, explica la causa de los conflictos que aquejan al país. Los llama así porque surgen a raíz de “la falta de planeación. Muchos de los males que está padeciendo la economía mexicana, a mi juicio, se debe a la falta de planeación”, explicó Socorro Díaz, quien, sin embargo, la periodista recordó que existió una época en que el país estaba organizado: “México tuvo un sistema de planeación peculiar, ajustado a sus necesidades, a través del viejo PRI que gobernaba y que del IEPES (Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales) se hacía una planificación del desarrollo”.

La seguridad, es un tema que no se puede dejar de lado en El huevo de la serpiente ya que Socorro Díaz fue subsecretaria de Gobernación, cuando esa dependencia concentraba la mayor parte de lo que hoy es la Secretaría de Seguridad Pública. “Es el problema más importante de México, porque ha llenado de temor real y de fantasmas la vida colectiva; nos ha hecho vivir en las calles y en la consciencia con la certeza de la inseguridad”, afirmó.

Para Socorro Díaz, el conflicto de la seguridad inicia por la falta de organización y la confusión entre conceptos: “Un error estratégico en los gobiernos es confundir dos conceptos: la seguridad pública que es un asunto de policías y la seguridad nacional es un asunto de militares, así lo establece la Constitución”, explicó.

No obstante, Socorro Díaz no sólo hace una crítica al sistema de seguridad del país, sino que ofrece soluciones. Una de ellas: “prevenir a los niños de tres años en adelante sobre la violencia y las drogas a través de programas en los que padres y profesores identifiquen las primeras señales”.